dilluns, 13 d’octubre de 2014

Un árbol muy simbólico

En pleno verano se puso en contacto conmigo Judith, una compañera de la universidad a la que guardo mucho cariño y que me va siguiendo por aquí, ella quería un árbol de amigurumi que pudiera poner en su mesita de noche, pero quería un árbol con todos sus elementos, raíces, ramas, flores...
así que entre fotos reales y de dibujos que me mandaba ella y algunas ideas y bocetos que le devolvía yo al final me puse a trabajar.
Para ella era importante que aparecieran todos esos elementos puesto que proyecta en el árbol la vida, las raíces como nuestro inicio las ramas, todos los caminos que podemos llegar a recorrer, la copa del árbol compacta, y el tronco fuerte, las flores podrían ser todos nuestros éxitos.

El resultado fue este, ella lo tiene hace meses en su casa, yo os lo enseño ahora.



Las ramas las tejí y cosí en la copa del árbol, las raíces, en cambio, las bordé. 


3 comentaris:

  1. precioso!!!!! tota una artista de l'arbre de la vida, segur que està encantada!!!! que no pari l'Agulla Llanera!!!!

    ResponElimina
  2. Que bonito te ha quedado perfecto .
    Besos .

    ResponElimina